La llegada del otoño suele conllevar una sensación de “fresh start”, con nuevos propósitos que cumplir e intenciones de mejora para el nuevo curso, una vez que los recuerdos y colores vibrantes del verano ya han quedado atrás.  Y, por supuesto, tu casa no iba a quedar fuera de este deseo de renovación y cambio.

 

Pero para no arruinarse cada temporada, en Camino a Casa te proponemos 5 pequeños gestos que pueden dar un aire totalmente nuevo a tu hogar sin vaciar demasiado el bolsillo.

 

  1. Cojines y más cojines. Es la manera más rápida de cambiar las tonalidades de tu decoración y, con ello, lo que inspira tu hogar. Pasamos de los tonos vivos propios del verano, a unos más calmados que nos inspiren calidez. Este año, llegan con fuerza los tonos grises y perlados pero también los marrones, rojizos y anaranjados e, incluso, el verde y azul oscuro; así que elige los colores que más te gusten y hazte con 4 o 5 cojines nuevos, combinando tonalidades y texturas, y ya verás qué cambio.
  2. Mantas y plaids. Son el complemento perfecto para acentuar el aire renovado que conseguimos a través del textil y un elemento imprescindible para dar esa sensación acogedora que todos buscamos para nuestro hogar. Tanto para el sofá o las butacas, como para decorar las camas en los dormitorios, déjalas caer con un efecto “deshecho” y verás cómo viste la estancia de inmediato.
  3. Papel pintado. Elige una pared de tu casa y dale un aire totalmente nuevo con papel pintado, es uno de los cambios más espectaculares que puedes conseguir con un coste no muy elevado y sin una gran dificultad. Puedes darle un toque romántico a un rincón de tu hogar con uno de flores, o añadir un estilo más moderno con motivos geométricos.
  4. Cuadros nuevos. Si prefieres arriesgar menos, una forma de dar nueva vida a tus paredes es cambiando los cuadros que la decoran; o añadiendo nuevos elementos, como espejos o tapices. En Camino a Casa, tenemos una amplia variedad de opciones que pueden adaptarse a diversos estilos decorativos. Echa, si quieres, un vistazo aquí y verás.
  5. Alfombras gustosas. Ahora que ya va llegando el frío, apetece hacerse con una alfombra mullidita y acogedora, ¿verdad? Con las alfombras también puedes conseguir renovar una estancia, y más si la combinas con el resto de textiles.

Así que ya ves que darle un aire nuevo a tu casa no es tan difícil y que, con pequeños toques, ya puedes ponerla acorde con las nuevas tendencias y colores de temporada. ¿Te animas?