La armonía y la distribución de la energía de los objetos es importante para el Feng Shui.

 

El Feng Shui, es una disciplina de muchos siglos cuyo principal objetivo es percibir la energía beneficiosa de todo aquello que tenga un poder energético. Su filosofía se basa fundamentalmente en que cada objeto y lugar tiene una energía propia que afecta al entorno.

 

Es por esta razón que según el Feng Shui, los objetos deben estar distribuidos en un espacio de forma equitativa y nivelada, con el fin de que las fuerzas pasivas y activas, lo que conocemos como Yin y Yang, se puedan complementar entre sí.

 

Cuando estas fuerzas no se encuentran en equilibrio causan perturbaciones de equilibrio energético, causando malestares físicos y mentales.

 

El Feng Shui se basa fundamentalmente en el conocimiento, difusión y aplicación de los cinco elementos, o sea el agua, el fuego, la tierra, la madera y el metal, que al interrelacionarse los unos con los otros se transforman y se usan para lograr un balance funcional y equilibrado, principalmente en todos los espacios de la casa o la oficina.

 

La filosofía que aplica el Feng Shui tiene una serie de recomendaciones específicas, que van a otorgar ese equilibrio necesario que todos los ambientes necesitan. Su objetivo principal es lograr la tranquilidad en todos los espacios de la vida, por medio de diferentes técnicas. Esto da como resultado un equilibrio energético entre la mente y el cuerpo logrando por supuesto o una paz personal.

 

El Feng Shui para muchos podría tratarse de un aspecto relacionado con el mundo de la superstición, sin embargo los expertos y estudiosos aseguran que esta filosofía y técnica está muy lejos de eso, y que más bien su base fundamental es la comprensión de las leyes de la naturaleza, que son inclusive aplicadas por físicos y químicos en sus experimentos.

 

Las recomendaciones más importantes para lograr un equilibrio en el hogar tienen diferentes temas. Uno de estos es el color, el cual según la recomendación del Feng Shui debe contener algunas características. Por ejemplo para los salones y los lugares destinados a la comunicación y el diálogo, los colores sugeridos varían entre el naranja y el rojo, ya que el color naranja es un fuerte estimulador de la alegría, y el rojo sube el ánimo.

 

En lugares como el baño o salones destinados a los aseos personales o meditaciones, los colores verde claro, turquesa y azul son los indicados, ya que de alguna manera estos colores fríos permiten la relajación al relacionarse con el agua.

 

Los objetos decorativos y muebles deben tener un orden y lugar sin que esto reste belleza y concepto decorativo.

 

Para los dormitorios los colores verdes y azules en sus diferentes tonalidades ayudan para dar una sensación de relajación y favorecer al sueño, sin embargo, colores como el durazno o el rosa que sirven de igual manera.

 

La cocina debe estar de color amarillo, ya que este color se relaciona directamente con el sol, y otorga energía y vitalidad, lo cual es también muy necesario para los procesos digestivos.

 

Los salones destinados al estudio, o para el desarrollo de alguna actividad, pueden estar decorados con colores avellanas y beige, donde también el azul celeste y el verde claro permiten atmósferas dinámicas o tranquilas.

 

Un aspecto importante y también relacionado con el Feng Shui, es la limpieza que todos los espacios deben tener. Para la filosofía oriental los espacios limpios son importantes, ya que facilita el movimiento de las frecuencias energéticas.

 

Otra recomendación es no acumular objetos innecesarios, guardar o comprar objetos que no se van a usar, y tenerlos en algún espacio de la casa. Para el Feng Shui, esto estanca la energía y no la deja circular por todos los espacios.

 

El uso de cortinas claras que faciliten la entrada de la luz solar es otro factor importante, así como también tratar de que todos los lugares tengan un muy buen olor, principalmente con aromas de plantas, como la lavanda, la vainilla o el jazmín.

 

Los aparatos electrónicos pueden dispersar las energías de los lugares donde están, es por eso que se recomienda que estén lejos del dormitorio destinado al descanso. La sala de estar es un lugar importante y uno de los primeros contactos al entrar al hogar, por lo que se recomienda no llenarlo de muchos objetos, y evitar que los televisores acaparen toda la atención.

 

Las plantas ayudan significativamente a la buena circulación de energía, por lo que es importante tratar de llenar algunos espacios de la casa con plantas naturales. Si estas tienen hojas redondas, y florecen, resultan ser de mayor utilidad.

 

Los muebles no deben estar de espaldas a la puerta de entrada, y evitar que estos obstruyan el paso normal de las personas. La cama en los dormitorios deben tener visibilidad desde la puerta, sin embargo es importante evitar que estén muy cerca de ellas.

 

Otras recomendaciones del Feng Shui, se relacionan con aspectos que hay que tomar en cuenta a la hora de comprar un piso, y que son también importantes a tomar en cuenta.

 

 

Hay objetos como móviles de sonido que son importantes para nivelar las energía de los espacios.

 

Por ejemplo la sala de baño no debe estar muy cerca del comedor, la cocina o las escaleras, así como tampoco debe estar de frente a las puertas de la casa. Es importante mantener los desagües en óptimas condiciones, cerrar la puerta del inodoro, y evitar las filtraciones y goteras. Los grandes espejos influyen positivamente en la energía, y es necesario que tengan una iluminación nivelada, donde la entrada de luz natural aporta un ingrediente altamente positivo.

 

En el caso de la cocina, ésta no debe estar frente alguna puerta de baño, y tampoco muy cerca de la entrada de la casa. Su espacio debe ver una pared dirigida al sur y el ambiente orientado hacia el oeste.

 

En el comedor es importante evitar cualquier objeto que pueda perturbar la comunicación entre las personas, como por ejemplo los televisores. Una ubicación ideal de este espacio es cerca de la puerta de la cocina, y en el caso de que sea un lugar compartido, el comedor debe estar separado de otros espacios, bien sea por otros muebles o algún tipo de iluminación, donde se note su diferencia.

 

El Feng  Shui tiene muchos libros, y una información mucho más amplia, dada las condiciones y los estudios que tiene para el mejoramiento de los espacios del hogar. Por lo que se recomienda que si una persona desea decorar su hogar bajo la tendencia de esta disciplina, busquen también expertos en la materia, sin embargo en la red se puede encontrar toda una gama información mucho más precisa y actualizada con los nuevos conceptos.