El exceso de elementos decorativos puede afectar el ánimo y generar estrés.

 

Fotografía de lugar con muchos objetos decorativos

Debe existir un balance entre la decoración y los objetos para causar armonía.

 

Esta es una de las causas por las que muchos especialistas, psicólogos, decoradores, ambientalistas y diseñadores, consideran que el exceso de objetos decorativos puede resultar perjudicial para la salud, no aporta un elemento eficaz a la hora de decorar y no es nada práctico y de estilo.

Un ambiente con sobrecarga de elementos decorativos puede provocar tensión, incomodidad, sobresalto y hasta angustia, principalmente porque la cantidad de materiales crean una atmósfera pesada, perturbadora, y más cuando la cantidad de objetos no tienen procesos de limpieza diaria.

Los espacios sobrecargados no emiten una sensación de paz, ayudan en una sensación de ahogo y de irritabilidad que son claves para desencadenar estrés. Muchos objetos, aunque puedan estar limpios y ubicados en lugares específicos, pueden generar sensación de desorden  y la desarmonía invita a salir de esos espacios inmediatamente.

Las tendencias decorativas actuales se inclinan mucho más por los aspectos minimalistas, aunque esto no quiere decir que muchos espacios no tengan toques sofisticados y sobrios. Hay aspectos que son importantes de tomar en cuenta para que una decoración sea eficaz, funcional, moderna y de buen gusto, y que ayuda a que se convierta en un ambiente agradable, cómodo y relajante.

Uno de estos aspectos es el estilo de la decoración, los colores y el mobiliario. La recomendación es que se use un tipo de iluminación acorde al ambiente, que no esté sobrecargado pero tampoco muy escasa, una iluminación nivelada, con la temperatura de color ideal. Los muebles deben tener el tamaño y diseño adecuado para cada espacio. Un mueble muy grande en un espacio reducido o uno muy pequeño en un espacio grande no solo desentona, sino que causa sensaciones ambiguas con relación al espacio. También es importante tomar en cuenta la luz natural, ya que esta no solo ayuda a que un recinto transmita paz y armonía, sino que mejora las condiciones anímicas.

 

 Decoración con sofa en estilo minimalista Los tonos neutros y con decoraciones elegantes dan sensación de paz y tranquilidad.

 

Los colores también son un aspecto a tomar en cuenta. Un ambiente con colores muy subidos, cargados y emotivos pueden estropear una decoración hermosa hecha con muebles de estilo y objetos discretos. Usar colores neutros, mate y que favorezcan la calidez del espacio son los indicados y por supuesto su combinación con el mobiliario y el color de estos.

Las plantas dan un ambiente natural y fresco, pero el exceso de ellas también puede ser negativo. La decoración con plantas debe tener un sentido relajante y confortable.

Los objetos que no se fusionen con el ambiente no son recomendables, baúles antiguos muy grandes, plantas artificiales, cortinas pasadas de moda, alfombras con diseños psicodélicos, pinturas de diferentes estilos, lámparas extravagantes, múltiples adornos y mobiliario inadecuado son factores que influyen directamente en la decoración y pueden causar sobrecarga.

 

 Decoración con sofa en estilo minimalista Los colores claros combinados con luz natural aportan la mejor sensación de bienestar.

 

Para que una decoración sea funcional, de buen gusto y hermosa, si la persona no sabe cómo hacerla, puede estar respaldada por los especialistas en decoración o una tienda de muebles exclusivos, ellos son los expertos que dan las mejores sugerencias y recomendaciones a la hora de decorar un ambiente, darle las mejores ideas y ayudarle a crear un espacio sobrio, pero tranquilo, relajante y por supuesto confortable.

La salud anímica es importante, por lo que nunca hay que dudar en consultar a un experto.