¡Ya no queda nada para Navidad! Una de nuestras épocas favoritas, en cuanto a deco se refiere, porque la casa se viste de luz y color y se vuelve más acogedora que nunca.

Así que, en este post, te vamos a dar unas cuantas ideas para que tu hogar luzca cálido, bonito y lleno de magia. Y es que ¡nos encanta dar rienda suelta a nuestro espíritu navideño!

 

 

  1. Elige un color dominante. Puede ser el rojo, si quieres un estilo clásico; el dorado, para una decoración más glamurosa; el blanco y plata para una inspiración nórdica, o el rosa para lograr un aire dulce y romántico. Los más atrevidos pueden optar por una decoración multicolor, con tonos vivos, que también está muy en tendencia y resulta muy alegre y divertida.
  2. Un rincón de dulces. Vale que no es una propuesta muy saludable pero bueno, que es Navidad y algún caprichito nos podemos dar ;) Al estilo de las mesas de dulces que se preparan para cumpleaños o bodas, podemos crear un rincón navideño con mucho encanto. Bastan unos bonitos botes de cristal, que podemos decorar con una cuerda o lazo alrededor y llenar de bombones; unas bandejas elegantes donde dejar los turrones, y unas cajitas decoradas con ramitas y piñas para guardar los polvorones. Luego una guirnalda de luces, un colorido mantel y la imprescindible flor de Pascual harán el resto.
  3. Decora con velas. Para dar ese toque cálido e íntimo, nada mejor que unas velas colocadas estratégicamente. Puedes decorarlas con bandas de encaje o lazos, que le darán ese toque festivo, y elegir alguna aromatizada, con olor a jengibre, canela o almizcle, que terminarán de llenar la estancia de espíritu navideño. Por cierto, estas velas te servirán también como centro de mesa perfecto, acompañadas de hojas de muérdago y abeto.
  4. Elabora coronas para paredes y ventanas. Son muy fáciles, basta con un aro de metal, unas ramas y hojas (con los que hacer pequeños ramilletes que se irán adhiriendo a lo largo del aro con alambre) y los adornos que le quieras poner (pegados con silicona), como por ejemplo piñas, rodajas de naranja secas o bayas de rusco. Luego, le sumas una cuerda y ya puedes colgarla en una ventana, en la puerta o en cualquier pared.
  5. Complementa con mantas, plaids o cojines de aire navideño. En color rojo o dorado, viste tu sofá y sillones con elementos que enfaticen ese toque cálido y festivo. Será el broche perfecto a una decoración que busca inspirar magia y calor de hogar y, sobre todo, que tu casa te haga más feliz que nunca en estas fechas tan entrañables.