Como nosotros, nuestras casas pasan por distintos estadios y momentos. Estos cambios, por muy dispares que sean, siempre reflejan nuestra personalidad y nuestro momento vital.

Ya sea por una mudanza, una necesidad de cambio o un porque sí… todos en algún momento nos hemos planteado la necesidad de cambiar muebles, estancias, colores, y, sobretodo, elementos decorativos.

Como en todo, las modas han marcado los distintos estilos a lo largo de los años. Todos recordamos las casas de nuestros padres cargadas de figuritas pequeñas y dispares. Actualmente preferimos para casa elementos decorativos más prácticos y más fáciles de mantener limpios; no pasamos tanto tiempo en casa como antes, nos gusta disfrutar más de nuestro tiempo libre y nuestras casas nos tienen que ayudar.

La elección de los muebles siempre la tenemos más menos clara: Siempre dependerá de las dimensiones de casa, de los miembros de la familia o del concepto de hogar que tengamos. La decoración ya es algo más especial donde ponemos un cuidado personal.

Un recuerdo de un viaje inolvidable, una foto familiar, un regalo único, un cuadro pintado por el pequeño de la familia, una escultura vista en nuestra serie favorita de televisión… Los pequeños detalles son los que marcan nuestra  personalidad y la de nuestro hogar.

Una anécdota divertida: Estos días ha empezado a emitirse en Telecinco una nueva serie llamada “Frágiles”. Narra el día a día de un fisioterapeuta peculiar, que va más allá de curar cuerpos y trata también problemas emocionales de sus pacientes. A todos nos gusta curiosear las casas que salen en estas series y descubrir pequeños tesoros  decorativos.

Os proponemos un juego: a ver si localizáis cuántos objetivos decorativos de Camino a Casa encontráis en su casa. Para empezar, buscad esta escultura en su despacho…

¿Te gusta la decoración? ¿Te atreves con estilos especiales? Es un mundo apasionante y muy divertido, si te apetece mándanos tus consejos o ideas.

¡Nos encantará conocerlos!