Fotografía de habitación de niño

Los niños necesitan espacio y un lugar con muebles resistentes a sus juegos y actividades.

Los reyes de la casa convierten muchas estancias en hogares divertidos, llenos de colores, juguetes, peluches, libros y puzzles. Los niños y sus ideas creativas necesitan un espacio acorde a sus necesidades, por lo que es importante que puedan contar con un mobiliario eficiente y una decoración acorde a sus gustos, que les permitan momentos de entretenimiento y que contribuyan eficientemente con sus etapas de crecimiento.

 

Un aspecto importante es el mobiliario que los niños necesitan para un completo desarrollo.

 

Los niños deben tener una cama cómoda, funcional, y que no contenga elementos químicos degradantes que puedan perjudicar su salud.

 

De la misma manera, el mobiliario de una habitación infantil debe ser cómoda y agradable a la vista y lo suficientemente resistente, ya que en muchos casos los niños utilizan sus pequeños muebles para recrear sus juegos, donde la imaginación no tiene límites.

 

Hoy en día los muebles de los niños están realizados en conceptos pensados exclusivamente en su funcionalidad. Por ejemplo, es muy común que la tendencia actual sea a utilizar un mobiliario donde todo el concepto decorativo se encuentre en un mismo mueble. 

 

Por ejemplo, la cama puede estar en el nivel superior de un cada mueble tipo litera, cuyos escalones para subir son gavetas que sirven para guardar juguetes y ropa, o cualquier otro material utilizado por los pequeños. Debajo de esta cama se encuentra un escritorio, que sirve como mesa de estudios o para la realización de tareas. A su lado un clóset sirve como lugar donde ciertos espacios albergan objetos, que a su vez son utilizados por los niños para jugar.

 

Otras ideas importantes son los pequeños sillones, que los niños utilizan para sus juegos y que pueden servir también para comer o como respaldo para escuchar música, o recibir a sus amigos.

A medida que crecen, los niños necesitan muebles funcionales y acordes a su edad, donde el estilo puede ser fundamental y un aspecto decorativo moderno.

 

Las repisas también son muy funcionales, ya que ellas pueden crear una sensación de orden y equilibrio, lo cual es importante a medida que los más pequeños van creciendo. Estas también sirven para que los niños ubiquen más fácilmente los objetos que más usan, y dan a su vez una sensación de armonía en un concepto decorativo infantil.

 

Los cajones para guardar juguetes, así como grandes canastos, son de gran utilidad para evitar que los niños conviertan la habitación en un lugar desordenado o difícil para limpiar. Además que crean en ellos un hábito de orden y por supuesto de limpieza.

 

Incitar a la lectura, también es un aspecto importante que es beneficioso para los niños. El colocar pilas de libros infantiles a la vista, cerca de las mesas de noche, o sobre algunos estantes o  repisas, pueden servir como estímulo visual, para que los niños puedan tomar la costumbre de contar con un libro a la mano.

 

Otra idea que resulta ser de alto beneficio, y que ayuda a la autoestima del niño, es tomar sus dibujos, esculturas, pinturas, o cualquier objeto creado por ellos, y transformarlos en objetos valiosos a la vista. Por ejemplo, tomar un dibujo y colocarle un marco para la pared, así como objetos llamativos hechos con los materiales que usan los niños, y colocarlos sobre pequeñas bases de madera, de la misma forma los objetos más preciados por los pequeños, deben tener un lugar importante en la habitación, donde los niños puedan acceder a ellos fácilmente.

 

 

Los colores suaves y frescos dan el toque ideal para una habitación de los niños que pronto serán adolescentes.

 

La luz es un factor importante, que forma parte de los ambientes usados por los niños. Los colores de las paredes, en combinación con el mobiliario, la luz natural y la artificial, es un concepto que al combinarse deber de crear un ambiente cómodo y confortable. Es importante evitar colores fuertes o muy llamativos. Alguna lámpara sobre una pequeña mesa de noche, o tiras de luces led, que se pueden colocar e inclusive debajo de la cama, pueden crear atmósferas muy cálidas, así como una invitación al descanso de los más pequeños, luego de un día de intensa actividad.