La madera de haya es cada vez más utilizada en la elaboración de muebles para el hogar ¿Conoces sus ventajas?

La madera de haya se ha convertido en un material muy recurrente en la decoración y el diseño de interiores. Anteriormente era frecuentemente usada para muebles de oficina o de habitaciones infantiles en su mayor parte, pero en la actualidad se ha extendido a otras áreas y es utilizada en ambientes modernos de todo tipo: mobiliario del hogar, muebles de cocina, complementos de diseño…

Las características del haya se fundamentan sobre todo en su durabilidad y fácil tratamiento. En las siguientes líneas te las resumimos con mayor detalle.

    • Color

Tanto la albura como el duramen son de una tonalidad muy clara, bordeando el blanco con tonos entre anaranjados muy suaves y rosados. Su fibra es recta y tiene grano fino, además de también contar con radios leñosos visibles en la sección tangencial que se reparten por todo el material con líneas fusiformes.

    • Tratamiento

La madera de haya se presta sin ningún tipo de problemas al encolado, entintado, cepillado, fresado y muchos otros tipos de tratamiento. Por ello este material tiene una versatilidad que la hace muy manejable de cara a la decoración. Su único problema surge con el secado, donde se puede curvar. No obstante, su acabado llegar a un acabado de calidad con esta madera es un objetivo asequible, y por ello no es excesivamente cara y gusta en la fabricación de muebles.

    • Durabilidad y conservación

Quizá en este aspecto sea donde se deba tener mayor cuidado con la madera de haya. Aguanta mal las alternativas de humedad y no es resistente a la carcoma, por lo que llevar cuidado con las condiciones ambientales donde se utiliza esta madera es esencial. Sin embargo, en condiciones normales típicas de un hogar no suele sufrir, sólo hay que tener cuidado con las características de humedad de la estancia (por ejemplo, si se trata de un trastero).

La madera de haya cada día tiene más presencia en nuestro día a día. Esperamos que con este artículo, hayáis aprendido algo más de ella.

¡Hasta la semana que viene!