Aunque últimamente este palacete sea más famoso por las noticias de actualidad que por su valor arquitectónico, lo cierto es que el Palacete de Pedralbes (a día de hoy propiedad de los Duques de Palma)  se trata de una auténtica joya decorativa, digna de la Casa Real, donde se ha sabido combinar el mueble clásico y acogedor con las líneas ligeras y depuradas de piezas más modernas.

Un ambiente equilibrado y noble en el se nota la pasión por los detalles y la calidad.

Situate con el ratón sobre la foto del salón del Palacete de Pedralbes para descubrir las propuestas de Camino a Casa:

stippled-photo-52635238

 

En este magnífico palacete puedes encontrar artículos de decoración y muebles muy parecidos a los de Camino a Casa, como por ejemplo la butaca Cozy, todo un ejemplo de confort y calidez para el hogar.

Una butaca de corte clásico, pero con las ventajas de sus modernos materiales.

 

 

Otra pieza que puedes encontrar en Camino a Casa es el Sofá Lincon, todo un ejemplo de clase y confort, agradable y amplio, este sofá cuenta con tres plazas y estructura de pino macizo que le proporciona gran resistencia. Su comodidad es gracias a la suspensión de cincha elástica y a los suaves rellenos utilizados en su elaboración.

 

 

Además, para completar el conjunto del centro del salón, que mejor que la mesa auxiliar New York! Líneas suaves y acabados refinados para completar el conjunto. Todo un acierto por funcionalidad y estilo.

 

En el apartado de otros complementos para dar a este salón la atmósfera aristócrata y moderna que se respira, tenemos la lámpara de lectura Noli y consola New York, a juego con la mesa de centro.

 

A modo de "tour", podemos ver otros ambientes del Palacete de Pedralbes, como su impresionante jardín:

Una gran piscina, con su correspondiente zona de solarium y relax:

 

Un entorno concebido para el disfrute, en el que se puede preparar una gran cena y disfrutar de la compañía de los más allegados.

 

Quedémonos con el recuerdo de las maravillosas vistas que desde este palacete se contemplan.

 

... Pensando que, aunque estemos lejos de este palacete, nuestra casa también puede hacernos y nos hace felices!