Volvemos con la segunda parte del dilema ¿Playa o montaña?

Si prefieres pasar las vacaciones en un lugar más fresquito y eliges la montaña, optaríamos por una decoración más cálida. En esta opción nos decantamos por la gama de colores como los marrones, o los tierra, y materiales nobles como la madera. Muebles con un estilo más rústico y natural, alfombras y plaids suaves y sillones confortables junto a la chimenea.

En tu residencia de montaña no cuides solo la paredes, presta atención a tus techos… ¿Quién puede resistirse a unas acogedoras vigas de madera?

En Camino a Casa